¿Quién será el Alcalde? – Deshojando Margaritas

0
34

Por Margarita Suárez Trujillo

No es fácil saber con certeza cómo están las apuestas para la alcaldía de Neiva porque las huestes de cada candidato hacen sus propios sondeos y ningún resultado se parece a otro. La opción más clara en este momento la tiene Gorky Muñoz, quien en las elecciones pasadas obtuvo un resultado de cerca de 55 mil votos, que es muchísimo pues antes con ese número de sufragios se salía elegido. De los demás es difícil conocer el favoritismo, incluso hay casos como el de Cielo Ortiz y Germán Casagua, pareja en la vida real, donde no se sabe quién de los dos irá hasta la final. Ella tiene un respaldo grandísimo con el Centro Democrático que la favorece, pero Germán es más hábil en política y le ha servido su experiencia como concejal para manejar su campaña. Detrás suyo está alguien que sabe de marketing político, como es Jorge Lozano, con quien creó su llamativo slogan “Acciones por Neiva”, que está pegando. En el partido conservador sigue el revoloteo entre Carlos Alirio Esquivel y José Ferney Ducuara, pero al primero no se le ven ganas ni campaña, mientras Ducuara parece una abejita trabajando día y noche, acercándose a la gente, luciéndose en foros, dando entrevistas, comunicando sus propuestas, etc. Veo que le rinde y me encantaría un triunfo suyo porque Neiva quedaría en manos de una persona capacitada, con experiencia y sin duda honesto. A propósito de slogan, el de José Ferney Ducuara es excelente, teniendo en cuenta la coyuntura actual y los movimientos en redes sociales. El suyo es “Neiva, Reto de Todos”. Mauricio Muñoz tiene todas las condiciones para llegar, pero persiste la duda si se rajará a mitad de camino. La alianza de izquierda no parece tener futuro. Según me cuentan los politólogos de nuestra comarca, internamente están agarrados, por razones obvias pues ahí hay varios líderes y sólo uno puede ser el candidato. Dilberto Trujillo vivía en Suiza, allí tenía empleo y disfrutaba de sus hijos que son ciudadanos de ese país. Dejó esa comodidad para regresar a su tierra a comenzar el duro proceso de aspirar a la alcaldía de Neiva y aunque cuenta con todos los méritos, no la tiene fácil. Raúl Rivera está trabajando en ese mismo grupo, pero no veo que le rinda. Amanecerá y veremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here