Peñalosa debió declararse impedido en decisiones sobre el proyecto de infraestructura Proscenio al norte de la ciudad: Daniel Coronell

0
50

El columnista de Revista Semana Daniel Coronell hizo referencia este domingo al proyecto de infraestructura Proscenio al norte de la ciudad, que alcanzaría a una inversión de alrededor de 600 millones de dólares y en el que dos de las más importantes constructoras del país, estarían detrás: Amarilo S.A.S y Arpro.

Los cuestionamientos de Coronell están basados, en que en el Consejo Nacional Electoral, está el registro de las donaciones a la campaña a la alcaldía de Enrique Peñalosa por parte no solo de las firmas mencionadas, sino de Chaid Neme Hermanos S.A, por lo que debería declararse impedido en algunas decisiones.

“La familia Neme tiene entre sus actividades, la representación de Volvo, incluyendo buses”, escribió en la columna, haciendo referencia, además, que no ha encontrado vínculos con los negocios de TransMilenio.

“La sede de la campaña a la alcaldía de Enrique Peñalosa funcionó en un edificio ubicado dentro del área donde se construirá Proscenio y un predio de los beneficiarios”, advirtió Coronell.

Agregó que Peñalosa debió declararse impedido en lo que calificó como “decisiones que enriquecerán a sus antiguos mecenas”. Así las cosas, serían 175.000 metros cuadrados de construcciónque se pondrían en funcionamiento en un área de 2,8 hectáreas y que tendría aproximadamente 3.900 parqueaderos.

El proyecto localizado en Chapinero busca que en el lugar se desarrollen actividades comerciales con la creación de oficinas e incluso un teatro. Se cuestionó que incluso, con advertencias de la misma Defensoría del Pueblo, habría omisión por parte de Peñalosa.

“A pesar de que la Defensoría del Pueblo cuestionó los cambios en el uso del suelo del plan parcial que permite la construcción de Proscenio, la administración no ha prestado atención. El defensor Carlos Negret le pidió al alcalde Peñalosa que revoque un decreto suyo de noviembre del año pasado que parece hecho a la medida de los intereses de los constructores. Nada ha sido suficiente, el alcalde no admite que nadie cuestione sus determinaciones. Ninguno sabe más que él, ni interpreta mejor el interés público. Lo cierto es que Proscenio hará más ricos a unos multimillonarios, acabará con un sector de Bogotá que había logrado conservarse y será otra de las pobres herencias que le dejará Enrique Peñalosa a Bogotá”, concluyó el columnista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here